viernes, 22 de enero de 2016

Monitores y consulta

No quiero retrasarme mucho publicando este tipo de entradas porque en cualquier momento podría nacer "Bichillo" y no quiero se queden olvidadas en "borradores".
El Miércoles nos tocaba ir de nuevo a monitores. Aunque llevo unos días con un dolor que me recuerda a los "cólicos de regla", estaba segura de que no saldría ninguna contracción y es que apenas las siento y normalmente aparecen por la tarde-noche (si es que aparecen).
Como siempre llegué con antelación y después de tomarme un zumo pasé a la sala de monitores. Me pusieron las correas y empezó el bailecito. Parece que a Hugo le había gustado el zumo porque menudas patadas, el tío no paraba quieto y hasta la enfermera se quedó pendiente de nosotros por si aparecía alguna taquicardia reflejada en su latido (por suerte no fue así). Estuve unos 30min allí tumbada y cuando me dieron la gráfica para que se la entregase al ginecólogo que me pasaría la consulta pude comprobar que no había tenido ni la primera contracción.
En la consulta vieron que todo estuviese bien en los resultados de los monitores, me hicieron una eco donde pude ver la naricilla chiquitina de mi pequeñajo y me tomaron la tensión donde la volvimos a liar. Aun con la medicación estaba en 14/9, por lo que volvieron a hacerme el control de tensión cada 10min durante 1h y al final fue bajando hasta los 14/8 por lo que me dejaron irme a casa. Estoy en el límite con las tensiones pero al no apreciar sufrimiento fetal están esperando a que el chiquitillo se anime a salir sin necesidad de ayuda, aunque a estas alturas veo la inducción cada día más cerca.
Ahora tengo que volver el Lunes para mis últimos monitores (si es que llego) y ese día me darán fecha para la inducción que seguramente será entre el Miércoles y el Viernes de la semana que viene. Así que como muy tarde, espero que a finales de la semana que viene Hugo ya esté con nosotros...¡Van a ser los días más largos de mi vida!


miércoles, 20 de enero de 2016

Libros Infantiles: Qué tonto eres...Pirata

Gracias a Boolino hoy volvemos a hablar sobre libros infantiles, aunque en este caso es un cómic recomendado ya para niños de 8 a 12 años.
A "Bichillo" todavía le queda mucho tiempo para poder echarle el guante pero como no sé cuales serán sus gustos literarios, quiero tener un poquito de todo.

Sinopsis
Lo que no entiendo, Pirata, es cómo pueden suspenderte en matemáticas, con lo adelantado que estás en el tema y lo bien que dominas el SISTEMA BINARIO porque...¡sólo sacas CEROS Y UNOS!



Como deja entrever la sinopsis de la editorial, Guillermo o Pirata (como le suelen llamar) es un niño un poco travieso. A lo largo del cómic vamos conociendo algunos detalles de él, como por ejemplo que en un futuro quiere ser ladrón. Profesión para la que ya se está preparando y por ello no le gusta estudiar y se dedica en cuerpo y alma a jugar y hacer travesuras algunas veces en compañía de sus amigos y otras en solitario. 
Es un cómic que a los niños le resultará divertido porque está lleno de historietas a cada cual más graciosa que la anterior.



lunes, 18 de enero de 2016

Embarazo: semana 40 y monitores

Bueno, pues un poco tarde pero por aquí sigo, con una barriga tremenda y unas ganas de parir que ¡Ay Dios mío! no se me pasan los días. Mi FPP (Fecha probable de parto) fue el Domingo 17, pero Hugo ha dicho que se niega a abandonar el chalet en el plazo indicado así que ahora solo me queda esperar a que se decida o a la inducción si es que el señorito sigue encontrándose tan cómodo ahí dentro que no sale.
Ya me doy por vencida con los "trucos de las abuelas" y es que lo he estado probando todo...que si tazones de chocolate, comidas copiosas, picante, sesiones porno-croqueta, salir a caminar, saltar con la pelota, acariciar la tripa hasta la saciedad, la manzanilla, el té de frambuesa, coger muchos baches con el coche...¡TODO! y el crío en vez de salir se ríe de mí ahí dentro. Así que Hugo, yo me rindo...ven cuando quieras (si es pronto mejor) pero yo me lo voy a tomar con calma o a intentarlo, a ver si dejándote a tú aire decides dar el paso.
Voy a aprovechar esta entrada para contaros que el Viernes en monitores no tuve ni una contracción, pero la tensión volvió a dar por las nubes así que me tocó hacer otro análisis de orina y al salir todo correcto y no saber porqué este descontrol, me han recetado pastillas para procurar bajarla (aún con ellas sigo teniendo días de estar en 13/9 así que no veo yo que hagan mucho) El miércoles tengo que volver (si es que llego a ese día) y supongo que como ya he salido de cuentas me irán poniendo fecha para el desalojo forzoso. El viernes os cuento, a ver si esta vez la cosa está más movidita y puedo contároslo en una entrada que ocupe más de 5 líneas.
Ahora vamos con los síntomas:

miércoles, 13 de enero de 2016

Monitores y consulta

El lunes 11 tuve mis primeros monitores estando de 39 semanas y 1 día. Yo que no quería llegar a esa fecha (por mí podía haber parido ya a primeros de Enero) allá que me fui con "Maridín" para el Hospital. Al principio tenía pensado ir sola pero tuvimos un pequeño problema con el coche de "Maridín" solo contábamos con el mío así que le tocó pedir el día en el trabajo para poder dejarlo en el taller y de paso acompañarme y menos mal que vino...porque Hugo nos ha salido "porculero" hasta el último día, pero bueno empiezo desde el principio.

lunes, 11 de enero de 2016

Embarazo: semana 39

¡Ay mamá! Que ya no queda nada...¡NADA! Y es que aunque se me hacen los días eternos y me desespera el no ponerme ya de parto, soy consciente de que esta etapa de mi vida está llegando a su fin y dentro de poco tendré a mi pequeñajo dando guerra fuera de la tripa. Puedo deciros que estas últimas semanas son las peores con respecto a los síntomas y es que me siento hinchada, pesada y torpe. Me cuesta hacer casi cualquier cosa que conlleve un esfuerzo físico y hasta he tenido que recurrir a "Maridín" para que me cortara las uñas de los pies porque para mí era realmente imposible.
Estoy dejando la entrada programada puesto que hoy me toca ir a monitores y aunque deseé con todas mis fuerzas no llegar a este día, parece que "Bichín" está muy cómodo aquí dentro y quiere quedarse un poquito más. El miércoles ya os contaré que me dicen, aunque por Instagram seguro que ya adelantaré algo (como siempre) porque es la red social que más uso normalmente.
Pero vamos a los síntomas que son lo importante en esta entrada ¿Será la última de este tipo?

viernes, 8 de enero de 2016

Séptima visita a la matrona

Volvemos a la rutina después de unos días un poco "light" en lo que al blog se refiere. ¿Cómo han ido vuestras Navidades? Las nuestras bastante bien aunque se me han hecho cortas...
El 5 de Enero tenía la cita con la "matrona maja" para  ver los resultados de la prueba del estreptococo y escuchar el latido de "Bichín" que ahora que está a punto de nacer ya no suelen controlar mucho más.

lunes, 4 de enero de 2016

Embarazo: semana 38

Ya estamos en Enero y todavía no me creo que en breve tendremos a "Bichillo" con nosotros. Aunque el día a día se me hace largo, si echo la vista atrás me doy cuenta de que el embarazo está siendo un visto y no visto. 
A estas alturas ya es imposible pesar en otra cosa que no sea el momento del parto y es que no tengo ninguna clase de miedo, simplemente quiero que llegue y poder tener a mi niño en brazos. Voy a aprovechar que tengo tiempo para dejar una entrada en "borradores" en la que os comunique que estamos de parto y así desde el móvil puedo publicarla en un momentito y no desaparecer sin más. Y es que seguro que por IG y Twitter estaré mas a menudo pero con el blog va a ser imposible ponerse desde el Hospital y menos estando de parto.
Pero vamos a lo que toca hoy, que son los síntomas que siguen conmigo:

viernes, 1 de enero de 2016

Sexta visita a la matrona

En primer lugar quiero felicitaros el Año Nuevo a tod@s. ¿Cómo habéis pasado la noche? Nosotros cenamos en familia y después a dormir que con esta barriga lo último que me apetece es ir de fiesta. Aún así hoy nos hemos decidido a madrugar para ir a tomar el tradicional chocolate con churros (esta parte no me la perdía por nada).
Pero bueno, a lo que voy, que ya os había prometido esta entrada para el miércoles y al final tuve que posponerla porque la prueba del estreptococo me la hacían ese mismo día.
El martes, después de más de un mes me fui a ver a la "matrona maja" con la idea de que ese día me haría la famosa prueba. Ya me había preparado física y mentalmente (soy muy pudorosa para esas cosas) pero al entrar en la consulta se dio cuenta de que la última vez no me había entregado el volante así que lo imprimió y me mandó pedir cita para el miércoles a primera hora. Ese día, dado que ya estaba allí, me hizo la revisión correspondiente y vimos los resultados de los análisis. Parece ser que en estos últimos todo ha salido bien menos los leucocitos que como siempre, siguen subiendo. Ahora ya están en 14. Según lo dicho por la anestesista en la charla sobre la Epidural, sigue sin ser una cifra preocupante y es normal que durante el embarazo los leucos suban. Según mi matrona, esto pasa porque mi cuerpo reconoce al embarazo como "algo extraño".