lunes, 26 de octubre de 2015

Embarazo: semana 28

No me lo puedo creer pero es que literalmente "ya no queda nada". Cada vez veo más cerca el momento y lo espero con muchísimas ganas, aunque me cuesta pensar que mi padre por su trabajo no vaya a conocer a su nieto nada más nacer...espero que de alguna manera coincida su estancia en casa con el nacimiento porque va a ser un momento muy especial tanto para él (es su primer nieto y no se le pasan los días para verle la carita) como para mí, que adoro a mi padre por encima de todas las cosas.
El martes que viene tengo otra visita con la "matrona maja" aunque no sé que me hará esta vez. Me comentó que tiene que tomarme muestras del flujo vaginal y también del culete para saber si en el momento del parto me tienen que poner antibióticos, pero creo que eso será en Diciembre. Muchas de las chicas que están de las mismas semanas que yo, ya han empezado con las clases de preparación al parto pero a mí de momento no me han dicho nada. De todas formas no creo que vaya porque no me hablaron muy bien de ellas y además el horario es totalmente imposible, así que es algo a lo que no le doy ninguna importancia.
Ahora sí, vamos con los síntomas aunque ya os advierto que no hay mucha novedad:

jueves, 22 de octubre de 2015

Mi reto: No dejar de leer

Uno de los efectos secundarios de los primeros meses de embarazo fue la falta de concentración. Por más que lo intentaba no había manera de pasar dos páginas fuese el libro que fuese. Al principio pensé que simplemente era que no terminaban de gustarme pero después me fui dando cuenta que era yo la culpable.
Decidí dejar el Ebook en un rincón triste y solo hasta volver a tener el "mono" de ponerme a leer y por la semana 23, empecé a echarle de menos así que me puse a buscar libros que por su portada o su argumento me llamasen la atención. Aunque siempre fui de novelas históricas (tú dame algo en lo que aparezca la segunda guerra mundial y ya verás los ojillos que se me ponen) o policíacas, esta vez decidí lanzarme y cargar el Ebook con un poco de todo (siempre y cuando sean novelas claro). A lo tonto al final terminé con 51 libros cargados en la memoria.
Una vez hecho esto me puse a leer y ahora sí, esto es un no parar. Parece que el segundo trimestre me devolvió mi capacidad de concentración y al terminar de hacer las tareas pendientes me iba directa al sofá y me pasaba toda la tarde enganchada.
Las que me seguís por Instagram ya sabéis que libros estuve leyendo en este mes porque siempre que termino uno le hago una foto a la portada y la subo. Las que no me seguís deciros que si queréis hacerlo avisadme porque con el robo de fotos que había últimamente decidí ponerlo privado y a lo mejor rechazo vuestra solicitud sin darme cuenta.
Pero bueno, a lo que vamos, que hoy me he dado cuenta de que ya van unos cuantos terminados y con el post que publicó el otro día "La Hobbita" en su blog, me animé a enseñaros la lista por si alguno os llama la atención.
Así que aquí os los dejo:

miércoles, 21 de octubre de 2015

Visita al médico de cabecera

Como os comenté en alguna entrada anterior, en los análisis del segundo trimestre me salió anemia así que la "matrona maja" me dijo que pidiese cita para el médico de cabecera que es quien me tiene que recetar el Hierro. Según me comentó así por encima, seguramente tendría que tomarlo 2h antes de desayunar para que se absorbiese bien y siempre acompañado de algo con Vitamina C. Si era un zumito natural de naranja mejor que mejor. 
Yo me quedé con estas recomendaciones y nada más llegar a casa pedí cita vía Internet para el Lunes a las 9:20 con el motivo de RECETAS, pues era a lo que iba al fin y al cabo.
Llegó el lunes con todas sus consecuencias (dolor de cabeza, cansancio...que mal los llevo últimamente) y allá que me fui dando un paseo porque lo único bueno del "pueblucho infernal" es que el Centro de Salud me queda a 2 minutos andando de casa (pena que aquí no tengan matrona).

lunes, 19 de octubre de 2015

Embarazo: semana 27

Un poco tarde pero por fin puedo ponerme a escribir. Soy un poco despistada y pude haber dejado el post listo ayer Domingo que estuve toda la tarde tirada en el sofá disfrutando del calorcillo de la chimenea pero la verdad es que fue lo último en lo que pensé. Así que aquí estoy hoy, escribiendo un poco a la prisa porque tengo que admitirlo...¡tengo hambre! y después me voy a comer. Pero tenía consulta con el médico de cabecera (ya os contaré el Miércoles la aventura que la hay, como siempre pasa en el "pueblucho infernal") y al llegar a casa tocaba limpieza así que no doy para más.
A lo que vamos...

viernes, 16 de octubre de 2015

Cuarta visita a la matrona

Después de dos meses (o algo más) tenía cita con la matrona para el día miércoles día 7. Yo ya me había hecho a la idea de que ese día me caería una bronca de las grandes por el peso así que no tenía muchas ganas de ir pero no me quedaba otra, además quería salir de dudas con los resultados del Test O'Sullivan por si me tocaba hacer la curva larga. Vamos, que llega el lunes y cuando "maridín" se tiene que ir a trabajar voy a apartarle mi coche para que pueda salir y...¡sorpresa! no arranca. Aún así conseguimos moverlo un poco para que él pudiese salir y yo me quedé todo el día dejando al coche descansar y es que sí, mi coche sufre de estrés y tiene temporadas en las que decide no arrancar durante unos días o unas horas y después vuelve a la normalidad. Ya lo llevamos a varios talleres y sigue pasando lo mismo así que lo dejamos como un caso perdido y decimos que tiene vida propia. El lunes y el martes se los tomó de vacaciones así que me tocó atrasar la cita (podía ir igual pero con los horarios de autobús que hay aquí tenía que salir a las 9 de casa para una cita a las 12...y como que no). La puse para el viernes y por suerte el miércoles al coche se le dio por encender así que genial. 
El viernes salgo de casa, el coche va a las mil maravillas, llego al Centro de Salud y me encuentro a todo el mundo fuera así que me acerco a la "matrona maja" que estaba también por allí y me dice que me vaya..."Perdón, ¿cómo..?"
Resulta que hay una fuga en la caldera de gasóleo y no puede entrar nadie hasta que se solucione y el equipo de limpieza termine, es decir...no pasaban mas consulta en lo que quedaba de día.
Mi gozo en un pozo, por segunda vez.
Dejé pedida mi cita para el martes 13 a la misma hora y me fui.
Ahora sí, el martes pude pasar a consulta (¡Weee...!) 

miércoles, 14 de octubre de 2015

Embarazo: semana 26

Siento haber estado un tanto desaparecida la semana pasada cuando había unas cuantas cosillas de las que hablaros (entre ellas la aventura para ir a la matrona...3 intentos nos costó) pero estuve un tanto malilla con gastroenteritis y vómitos así que me dediqué a descansar e hidratarme mucho. Ya puedo deciros que estoy recuperada al 100% aunque ahora viene el frío a las tierras norteñas y con la facilidad que tengo yo para los resfriados, cruzo los dedos por librarme y no volver a recaer.
Esta semana aunque empiezo un poco tarde os prometo que habrá dos entradas en el blog. La de hoy y la del viernes que aunque no estaré en casa la dejaré lista y programada el jueves para hablaros de la visita a la matrona y los resultados del análisis y Test O'Sullivan.
Pero bueno, no me enrollo más y paso a hablaros de mis síntomas.

lunes, 5 de octubre de 2015

Embarazo: semana 25

En breves entramos en el tercer trimestre de embarazo y poco a poco ya lo estamos poniendo todo a punto para cuando llegue el mes de Diciembre no tener que hacer literalmente nada. Y es que a estas alturas todavía puedo ayudar a "maridín" pero a medida que la tripa va creciendo voy teniendo menos movilidad y mi espalda se resiente cada vez más así que estoy segura de que en breve no podré hacer prácticamente nada en cuestión de esfuerzos.
Este fin de semana me dejó K.O. después de pasarnos los dos días sacando muebles viejos (es lo que tiene instalarse en una casa del año de la castaña) y de planificar y colocar en su sitio todo lo que tenemos hasta el momento para Hugo (el lugar de la cuna es provisional porque los primeros meses estará en nuestra habitación), nos fuimos a recoger el carro y también a por el colchón para la cuna así que puedo decir que ¡SOLO QUEDA PINTAR! y eso espero hacerlo esta semana o como muy tarde el Sábado que viene. Así ya será un hueco menos del que preocuparnos.
Pero vamos a lo importante en este post que son los síntomas de esta semana recién terminada.

jueves, 1 de octubre de 2015

Así nos fue en el Test O'Sullivan

Como ya os comenté en alguna entrada anterior el miércoles tenía cita a las 9:00 de la mañana para hacer el temido Test O'Sullivan o prueba del azúcar.
Como es normal en mí la noche anterior no dormí más de 2h seguidas pero no penséis que era por tener miedo a vomitar el líquido no...¡Era por las agujas! Solo de pensar que me tendrían que sacar sangre dos veces me ponía pálida y no mejoraba mucho la situación que "el futuro papá" se lo tomase a cachondeo (ya me vengaré ya...). Así que a las 7:00 me levanté con más sueño que nunca y allá que me fui a mear en el botecito para llevar la muestra de orina. Después de una ducha para despejarme y de envidiar a maridín mientras desayunaba (yo tenía que ir en ayunas y no veáis que hambre pasé) nos pusimos en camino. A las 8:30 estábamos en el Hospital y entramos en la consulta que tienen reservada para esa prueba. Entregué el Volante de Extracción y a esperar a que el enfermero me llamase para el primer pinchacito de la mañana. Aunque fui acompañada, maridín decidió esperar fuera y entiendo su decisión porque menudo panorama teníamos allí...todas embarazadas con cara de sufrimiento y alguna que otra ocupando las camillas y a puntito de echarlo todo fuera (por lo que pude escuchar esas pobrecillas estaban haciendo la Curva Larga donde el líquido es realmente intragable).