lunes, 28 de septiembre de 2015

Embarazo: semana 24

Cada vez veo más cerca el momento de tener en brazos a mi renacuajo. Sé que hay futuras mamás a las que se le pasa lento el embarazo pero a mí se me está pasando realmente rápido. En un abrir y cerrar de ojos empezamos ya el tercer trimestre y es que si no se engaña la aplicación de mi móvil, da comienzo la semana 27 y aunque el post es un resumen de la semana pasada, a día de hoy ya estoy de 25 semanitas. ¡Wow! Ni yo me lo creo. Estoy deseando que llegue el momento del parto. Sé que va a doler pero sin embargo no pienso en ello con miedo si no con ganas. Que queréis que os diga se me cae la baba solo de pensar en ese primer abrazo al bichín.
Como ya expliqué por Instagram, estas dos semanitas van a ser un poco ajetreadas. El post del miércoles tengo que atrasarlo hasta el jueves porque justo me toca hacer el Test O'Sullivan así que por la tarde prepararé un post donde os cuente con todo lujo de detalles que tal fue. El viernes me voy con mis padres a encargar el carrito y por supuesto para la semana que viene tendréis post sobre eso.
Siete días después de la prueba tengo cita ya para la "matrona maja" que me dará los resultados y seguro que cae una bronca por el peso y también tengo pendiente una charla sobre la epidural en el Hospital, pero todavía no me han dicho el día. Así que ya veis me va a tocar estar de un lado para otro.
Pero bueno poco a poco os iré contando. Hoy toca resumir los síntomas de la semana pasada.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Embarazo: semana 23


Tengo que admitir que hoy llevo un día bastante movidito y pensé que no llegaba pero bueno, ahora que tengo 5 minutillos me paso por aquí para contaros como ha ido la semana 23 de embarazo y después sigo con las mil y una cosas que tengo que hacer por casa.

-Pechos: De tamaño no han vuelto a cambiar...no sé si más hacia el final del embarazo volverán a dar otro estirón o si ya se quedarán así, pero bueno eso no es algo que me importe demasiado. Mi calostro parece que va evolucionando y ahora tiene un tono amarillento...a este paso voy a tener la subida de la leche antes que al niño.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Secretos de una embarazada II: Obras por aquí, obras por allá

Dicen que sobre el tercer trimestre de embarazo suele aparecer el llamado "Síndrome del Nido" pues que queréis que os diga...en esta casa llega con antelación y no solo a mí, si no también a "maridín". 
Desde principios de mes tenemos la casa patas arriba porque nos hemos puesto con la chimenea que después llega Noviembre y nos morimos de frío en el "pueblucho infernal" así que venga a desalojar todo el salón. Espero que esta semana acabemos de colocarla porque después todavía nos queda pintar y volver a poner todo en su sitio...pero no os creáis que terminamos ahí no, que en esta casa nos va la marcha y después le llega el turno a la habitación del bichín, donde tenemos que pintar, preparar su armario (tenemos uno enorme en esa habitación que es el que usamos también para nosotros pero está bastante mal repartido y queremos colocarle alguna balda para organizarlo mejor), montar la cuna y todo lo demás que ya lo tenemos esperando en casa de mi abuela (vamos a reciclar la cuna de mi prima que está nuevecita). En cuanto eso esté listo nos ponemos con el pasillo que de paso que vamos a repintarlo "maridín" quiere aprovechar un espacio muerto que tenemos por allí y montar un zapatero y todo eso mientras yo voy pintando a los poquitos los muebles de la cocina que ya me había hartado de tanto tono salmón que tenía la abuela de "maridín" por allí.
Así que ya veis...el síndrome nos ha afectado de bien tanto a uno como a otro. Espero que nos de tiempo a terminarlo todo antes de que llegue el bichillo y si vemos que no llegamos pues oye...le tocará hacer horas extra al "futuro papá" que para eso es el que ha empezado con toda esta "locura reformil". No me quiero imaginar cuando nos mudemos...porque algún día lo haremos...¡Dios nos coja confesados!

lunes, 14 de septiembre de 2015

Embarazo: semana 22

Bueno, bueno, bueno...¡Ya no queda nada! Cada vez que lo pienso me doy cuenta de que toda esta etapa se me está pasando en un abrir y cerrar de ojos literalmente. Estoy segura de que lo peor llegará en los meses de Diciembre - Enero, cuando ya no soporte estar sin mi bichillo...pero bueno, para eso aun nos queda un poquito así que de momento vamos a vivir lo que queda de este segundo trimestre de embarazo en el que síntomas no hay muchos pero cambios en mi cuerpo...¡demasiados!

-Pechos: sigo odiando el dormir con sujetador pero no me queda otra porque el día en que me hago la tonta y me duermo sin los discos de lactancia, me despierto con la marca de un charquito en las sábanas y ale...venga a lavar (aunque las haya cambiado el día anterior) Así que tendré que soportar el dormir con las tetas "aprechujás" lo que queda de embarazo.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Cositas para el bebé II

En Julio os enseñaba las primeras cositas que le habíamos comprado (o nos habían regalado) para nuestro bichín. Después de una temporada vuelvo con la segunda parte y seguro que no la última, porque no veáis la de trastos y ropita que todavía nos faltan. Así que allá vamos:

lunes, 7 de septiembre de 2015

Embarazo: semana 21

Después de un fin de semana movidito porque estamos con la casa patas arriba para empezar a preparar todo para el bebé cuanto antes (chimenea incluída) por fin encuentro un hueco para sentarme delante del ordenador y escribir el resumen de todos los lunes. Así que allá vamos:

-Pechos: Como comentaba hace unos días por Instagram, al final y por pereza me acerqué al Carrefour que quedaba mas cerquita y cogí los discos de lactancia de Chicco, así que ahora tengo "compresas" en los pechos como dice maridín. Son bastante cómodos y una vez puestos ni los notas, aun así eso de dormir con sujetador (aunque sea deportivo) para mi es un coñazo.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Ecografía morfológica

La noche del lunes al martes no pude dormir...me fue imposible dejar de darle vueltas al asunto de la ecografía. Era cerrar los ojos e imaginarme la escena en la que el ginecólogo iba a encontrar algo malo en nuestro bichillo. Al final solo conseguí dormir unos 20 minutos y cuando estaba en lo mejor, sonó el despertador ¡Vaya hombre!
Me duché con calma y después de desayunar y despedirme de maridín que no pudo venir a esta ecografía (pobrecillo, lo que le duele perderse estas cosas) allá que me fui.
Como siempre procuro llegar con bastante antelación para buscar sitios donde dejar el coche sin que sea un aparcamiento privado, todavía me dio tiempo a tomarme otro desayuno (esta vez acompañado de unos churros cortesía de la cafetería) antes de entrar en el Hospital.
Veinte minutos antes de mi cita ya estaba en la sala de espera y aunque me pasaron lista pronto, no entré hasta media hora más tarde de lo que me tocaba (suerte que solo fueron 30min de más). Una de las cosas que más deseaba en esta ecografía era que me tocase con el "ginecólogo majo" que me atendió cuando fui a la de alta resolución por aquellos resultados del TS y oye, tuve suerte porque allí estaba.